sábado, 30 de abril de 2011

JENGIBRE Y FIBROMIALGIA. Cedido por nuestra amiga Marian Rubio Martinez



En la medicina ayurvédica (de la India) y en la medicina china el jengibre ocupa un lugar importante. Existen estudios que apuntan a que en estos casos el jengibre es más efectivo que los medicamentos recetados.

El jengibre es una planta cultivada en los países cálidos, de rizoma aromático que se usa en medicina y como especia, es un tubérculo (tallo subterráneo modificado y engrosado donde se acumulan los nutrientes de reserva para la planta) articulado, en forma de mano, a los cuales se les da el nombre de rizomas compuestos que son la parte esencial de la planta, de un olor fuerte aromático; sabor agrio, picante.
Los rizomas son de color cenizo por fuera y blanco amarillento por dentro.
Las hojas son alargadas como las de maíz cuando apenas brotan de la tierra y envuelven con su vaina el tallo. Las flores son vistosas, están dispuestas en espigas cónicas y soportadas por escamas empizarradas.

Es una planta herbácea, perenne, rizomatosa, hasta de 1,8 m de altura. El Jengibre no produce ni frutos ni semillas y pertenece a la misma familia de la Cúrcuma.
Se cultiva al sur de Asia, aunque es también es cultivado en muchos países cálidos (Colombia entre ellos).

Como condimento, luego de su ingestión da una sensación fresca en todo el cuerpo, en forma confitada su raíz es una de las especias más utilizadas en la industria de pastas y galletas así como en la fabricación de salsas y bebidas.

Terapéuticamente, el Jengibre es empleado como tónico y aperitivo en las personas convalecientes. Como ayuda para el sistema estomacal es considerado excelente.

El jengibre tiende a elevar un poco la temperatura corporal por lo que puede agravar las molestias de las mujeres que sufren de calor a causa de la menopausia y no debe ser usado por personas que estén pasando por una fiebre alta. Durante el embarazo debe usarse con moderación.

Las culturas Hindúes y Chinas lo han utilizado por milenios como un aliviante digestivo. Los chinos consideran el jengibre como el yang, o comida picante, la cual equilibra la comida fría ying para crear armonía. Los griegos romanos, también lo utilizaban para este propósito. En Europa y América se convirtió en popular como una bebida suave. (Ginger ale, Ginger Beer, y Ginger tea) para alivios estomacales.
Hoy, el jengibre es cultivado mundialmente, se cultiva, en países como: la India, la China, Japón, Indonesia, Islas del Caribe y en Venezuela en varios estados, siendo en la Guayana el sitio donde se da con buen sabor y tamaño.

Tradicionalmente el Jengibre se ha utilizado para tratar las afecciones intestinales, especialmente para los problemas digestivos, parece ser que al estimular el páncreas, aumenta la producción de enzimas que favorecen la digestión y evitan la aparición de una serie de efectos secundarios relacionados con una mala absorción de los mismos. Igualmente su poder antibacteriano resulta eficaz para prevenir problemas intestinales que se producen por alteraciones en la flora intestinal.

Es un remedio ideal para combatir las nauseas. Durante un viaje largo, se toma un par de tabletas o comprimidos unas 3 horas antes de viajar y puede liberarnos de las molestias del mareo.

También es excelente para contrarrestar los vómitos producidos por la quimioterapia, ingerirlo con los alimentos, ayuda a que se minimice la reacción del cuerpo a los medicamentos de dicho tratamiento. Al igual que los causados en los primeros meses de embarazo y los post-operatorios.

Puede servir también para evitar la aparición de úlceras estomacales, parece que su compuesto antibacteriano es capaz de eliminar los Helicobacter pylori, una bacteria cuyas secreciones de amoniaco ataca los jugos gástricos y produce úlceras en el duodeno y gastritis. Así mismo es capaz de neutralizar el exceso de ácido gástrico que es otra de las causas por las que aparecen las úlceras.

Es su capacidad antibacteriana y su tolerancia a los microorganismos necesarios en la flora intestinal (Lactobacillus) la que le permite aumentar la riqueza de esta, eliminando microorganismos perjudiciales, como la Escherichia Coli, responsable de la mayor parte de las diarreas especialmente en los niños. Su efecto hace que se minimicen las hinchazones estomacales y previene el meteorismo y estreñimiento.

Un estudio danés ha encontrado que el consumo de jengibre significativamente alivia el dolor asociado a la artritis reumática, osteoporosis, y pacientes con desordenes musculares.

Si se hace una infusión de Jengibre y se toma 3 veces al día, puede combatir las alergias producidas por el polen, el polvo, pinturas, etc.
En un estudio sobre 56 pacientes (28 con problemas reumatoides, 18 pacientes con osteoporosis y 10 con dolores musculares) fueron estudiados durante periodos de 3 meses a 2 años y medio.
Tres cuartos de los 46 pacientes con artritis experimentaron alivio en el dolor y la hinchazón.
Todos los pacientes con disconformidad muscular experimentaron "alivio del dolor."
Durante el periodo de las pruebas, ningún paciente reporto algún efecto secundario por el consumo consistente de jengibre. Otros estudios han producido similares resultados, donde los pacientes comentaron que el jengibre "produjo alivio del dolor, hinchazón y mejores resultados que la administración de medicamentos antiinflamatorios.

Su uso previene los ataques cardiacos y las anginas de pecho, así como la trombosis. Puede constituir una alternativa como complemento natural a los tratamientos convencionales.

Aumenta y favorece la circulación y la regeneración de los tejidos afectados especialmente si se combina con la cebolla y el ajo.

1 comentario:

  1. ¡Hola!

    Además de los remedios naturales y terapias también prueba SVELTY GASTRO PROTECT®, entra al plan 14 días y empieza a sentir la diferencia. Su lactobacilo LA1®, exclusivo de de Nestlé®, entra en acción en el estómago y actúa ante la bacteria Helicobacter pylori, principal causante de la gastritis.

    Saludos

    ResponderEliminar